Al hacer clic en el botón, se hará una petición Ajax que cargará contenido HTML y luego se cargará dinámicamente un archivo JavaScript el cual depende del código HTML previamente cargado.

El mensaje en rojo debería aparecer siempre.

Usa la consola de errores de tu navegador (en Opera es Shift+Crtl+o) para ver los mensajes de error. No debería haber ninguno.